Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2012

Frente al espejo

Di mi nombre, di mi nombre varias veces; no prometo aparecer y cambiar tu vida de un solo golpe, pero te prometo ser el fantasma que te hará olvidar cualquier oscuridad de tu pasado... que te hará reír hasta que llores de emoción...

Pero sobre todo, que te hará soñar como nadie nunca más lo ha logrado hacer.

Tormenta de verano

Cuando todo parecía calmado... cuando las cosas pintaban bien y en el horizonte se vislumbraba el comienzo de un nuevo día, el inicio de un cielo azul y espectacular, todo cambió de forma radical.

Ese viento del norte llegó, trayendo consigo basura y agitando las aguas de este pacífico mar; el día cambió de un momento a otro... el cielo azul, iluminado por los pequeños rayos del sol, se volvió gris...

Cielo gris, cielo con el color de lo incierto. Las nubes nublaron el horizonte, taparon los rayos del sol, cambiaron el paisaje y congelaron la visión...

EL ocaso

Imagen
Cuando el sol brilla en lo alto del cielo, todo crece a su alrededor. Las flores sonríen, el viento sopla, los árboles bailan, todo es un mundo magnífico que se espera que sea inmortal.
Aunque no lo sabemos todo, hemos descubierto que nada es eterno y que las cosas tarde o temprano cambian... dejan un color por el otro; de estar en la luz, se van a la oscuridad.
Hasta el mismo sol deja de brilla... deja de iluminar todo para dar lugar al siguiente paso... que siempre parece algo más que el final.

En el ocaso de las vida, te das cuenta de los actos realizados, de la nueva tonalidad de las cosas, de la fragilidad de los sueños...
Pero sobre todo, te das cuenta que las esperanzas, por las que tanto luchabas, hace tiempo que vieron su atardecer ya.
La esperanza muere al último... porque todos esperamos que se encuentre con nosotros, cuando realmente es la primera en marcharse de nuestro regazo.
En su lugar, sólo encontramos las ilusiones fallidas de lo que queríamos que "algo" …

Un paso

Imagen
Más allá de dónde ilumina el sol, de donde tus ojos pueden ver, se encuentra tu destino...
Después de tanto vivir, de reciclar energía y tratar de ganar... llega el momento de parar; ese momento que muchos quieren alejar y que buscan cualquier cosa para tratar de llegar tarde.
Pero tarde o temprano, el momento llega y debemos de entregar las herramientas, para no trabajar más... al menos no físicamente.
La muerte no es algo más que una nueva etapa por la que todos debemos de atravesar; es, simplemente, algo natural, algo de lo que no nos tenemos que quejar, porque, aunque suene extraña su forma de juzgar, al final siempre nos viene a dar un momento de paz.
Con el tiempo, las personas se han creado un hito en donde ven a la muerte como algo infernal; algo que nos toma y no nos deja escapar; que nos arrebata lo que más queremos y no nos deja respirar. Pero el hecho es que nos brinda un respiro de un mundo material... de un mundo sofocado, que ya no puede soportar más nuestra presencia …