Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2013

El reino... en pedazos

Verás el final el arco iris cuando hayas entendido que las tormentas tienen que llegar, para los campos reverdecer y las mentes refrescar.
Podrás disfrutar el aroma de las flores cuando descubras la belleza de las hojas de los árboles agonizando camino al suelo y arrastradas por los vientos otoñales que las mueven sin cesar.
El primer copo de nieve es el inicio de la magia desatada con la cual tendrás que vivir en invierno, reflejando tus mejores pensamientos para el blanco poder teñir de color.
Pieza por pieza el rompecabezas va tomando forma, hasta mostrarte el reino donde debes vivir.

Necesito ver

Muéstrame la mitad de lo que necesito ver... muéstrame sólo la mitad de lo que tú quieres ver; con ese jin jan es suficiente para que nuestros dedos comiencen a tejer una enredadera mortal, que no nos dejará caer al infinito vacío que se oculta bajo las sábanas blancas, donde un día nos perdimos pensando que era el final.

La chica de ayer

La razón de estar aquí, no se puede encontrar en el presente, sino en la mente del destino maestro que te trajo y ahí te olvidó, a la espera de que contemples el el paso del tiempo desde ese adorable rincón.

Serás una gran mujer en el futuro, pero para eso, la chica de ayer tiene que crear un presente estable que te permita correr.

Antorcha

El camino que atraviesa este castillo, está plagado de cuartos vacíos, de pasadizos débilmente iluminados que buscan brillar... aunque sea de oscuridad.
El caminar juntos no nos librará de algo que pueda salir mal, pero ¿quién está exento de toda la maldad?
Tendremos días mejores, eso no lo podemos dudar, caminando de la mano, hasta que nuestras piernas no puedan más y nos derrumbemos en el claro que creemos que está al final.

Por el resto de la vida

Las nubes de algodón suspiran resignadas al ver llegar el viento...Sus sueños de primavera han llegado al final; no podrán contemplar más la llegada de la vida. Ahora sólo les queda danzar por el cielo lo que resta de sus cortas vidas.