Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2014

Fantasía paralela

Como vórtice de tornado, sin tener idea de dónde tocará tierra o si lo hará, las preguntas fueron llegando a mi mente. Tan enérgicas como niños por la mañana, se fueron acumulando y entrelazando, hasta que un cuadro estuvo formado.Un tapiz de otro color; otro mundo continuando, viviendo, gozando. Imágenes que lucen grises, cuando los rayos pintan de colores el aire que respiramos.¿Aun recuerdas los rayos que morían en las olas del mar? Ese viento travieso nunca nos favoreció, porque la imagen realizada nunca nos gustó. Con el ruido en tus oídos, con tu risa en mi interior, con el agua en tu cara y las gotas de lluvia a nuestro alrededor.En la continuidad del tiempo, un montón de piedras se han acumulado por las marchas hechas cada año. Pingüinos curiosos que sólo buscan la primera estrella de la noche; estrella que señale el camino donde las flores nunca marchitan.Con tu torso sobre mi espalda y estrellas fugaces sobre nuestras cabezas, nuestro entorno no se marchita. En la eterna pri…

Salvaje

Sin  más fuerzas que la impulsaran, tomó valor del grano de esperanza que existía en el fondo de su pecho. Tiró de sus manos, hasta que las cadenas temblaron; ella no lo sabía, pero ya lo presentía. Por las venas de su cuerpo, corría algo más que sangre y valor.

Dotada de encanto y de amor por las plantas y animales, su energía curaba más allá de la razón del hombre. Su figura fue mal interpretada y definida como un ser del mal, pero de maldad, no tenía nada.

Al momento de gritar, su voz retumbó en el corazón de las piedras; su energía agrietó los muros, pero sus ojos surcaron a su alrededor, buscando ofrecer consuelo al desequilibrio que había causado.

Con el poder del viento, huyo por un pequeño sendero; cada paso que daba la llenaba de paz y sabiduría; cada respiro fuera del calabozo le despejaba la mente y le iluminaba el sendero. Como animal salvaje, sus piernas se fueron adentrando, con seguridad, en lo que siempre fue, su gran hogar.

Prisionera

Aterrada por su presente; casi destruida en su pasado, la atormentaba la idea de lo que sería su futuro. Respirando aire rancio en un recinto pútrido y hostil, su mirada se perdía en las paredes heladas.Sus sueños se desgastaban, pero sus ilusiones, aunque débiles, latían en el fondo de su pecho, añorando la imagen que una vez le contó un viejo.Cada gota de rocío, arrancaba de sus ojos una lágrima agria, que ayudaba a equilibrar la energía que la rodeaba, pero poco a poco apuñalaba su pequeño corazón.

Saltarás

Corriendo en círculos, descifrando los símbolos de las paredes, has caído en cuenta que esto no es un laberinto, sólo son una serie de pasadizos.

Los miedos acechan en cada esquina; saltan, intentando atraparte, pero tus pequeñas piernas son más fuertes y te alejan de ellos.

Desde lo alto llega la luz de un faro, sin más objetivo que alumbrarte el camino. Nadie sabe desde cuánto está ahí ni quién lo mantiene encendido, pero las rastros del tiempo se ven en su torso.

Como amigo fiel, te guía a la salida; te guía al espacio en donde ya nadie más vigila. Donde la única alternativa suena descabellada, pero no queda otra salida.

Al final, crees que no lo harás, pero yo se que saltarás al mar desde el acantilado; porque no queda otro camino, que el que no está escrito en el tiempo.

Descanso

Imagen
Querer salir corriendo; gritar, saltar, caer... y rodar.

No todo está pegado; en el rodar, se caerán unas cosas y se pegarán otras. La hojarasca sólo dice que las estaciones van. Por más fuerte que sea el grito, el viento siempre encontrará la forma de hacerte callar.

Con miedo y creyendo que no hay esperanzas, ha llegado el momento de tomar un descanso en esa banca abandonada.


Suspiro

Como mañana de primavera, las golondrinas se posan en el balcón. No importa lo fresco del aire, su canto retumba en cualquier esquina.Esperando un fuerte grito, mi alma a la expectativa se ha quedado, contemplando el panorama que ha creado una nube incolora en el cielo.Con las manos a los costados, cierro los ojos y veo a todos lados; el silencio ya no reina en esta habitación, nunca lo hizo.El eco de las voces ha disminuido, ahora son un pequeño tifón en mi cabeza; un remolino de ideas que encubren a un monstruo que se debora las palabras.Las acciones se las lleva el viento, los actos nos parten el alma, pero el silencio... ese siempre desgarra el aliento.

Look at me

Hold my hand... hold my hand and look. All that you can see is me... just me.I am not a regular person; not a extraordinary man; I am just a man who wants to believe... in love.

Sólo amor

Sin ningún sentimentalismo ni rastro de cursilería, explotó todo de una buena vez.
Lo que sentía iba más allá de un deseo carnal, algo simple y banal.No podía explicarlo con palabras, sólo sabía que lo que sentía era amor.Nunca fue comprendido, pero eso no lo mitigó, siguió amando con locura, con cada salida del sol.Dio todo lo que su mente y su corazón le brindaban, sin mirar alrededor.Tanto silencio llamó la atención de sus ojos y al abrirlos, lo que encontró fue el fruto de un amor verdadero, un amor no apto para dos.Sus manos estaban inertes y sobre su cuello las huellas de su amor. Cada segundo que pasó, se fue llevando su vida, hasta que el corazón se le paró.Un suspiro de agonía salió de sus pulmones, porque el amor de su vida, yacía convertido en un cadáver a sus pies

Vida

Experiencia única; sucedo universal y cósmico que se repite cada segundo, dando sólo una oportunidad.

Todo aquello que hacemos, todo aquello que dejamos de hacer.

Los suspiros aguantados, los besos liberamos al aire esperando que encuentren unos labios en donde posarse; las caricias contenidas y los versos jamás escritos.

Cada palabra de amor dicha; cada carta entregada; cada orgasmo vivido después de una cena para dos; el laberinto encontrado en el margen de las pupilas de otro ser que nos invita a perdernos y nunca más salir.

Cada abrazo consumado; cada risa vivida; cada muestra de afecto, de amor, de odio, de tristeza, de soledad, de alegría, de satisfacción, de dureza, de orgullo.

Cada acontecimiento que tenemos es un pedazo de vida que se nos otorgó para disfrutar. Cada plan realizado es una oportunidad de reír o llorar.

Cada segundo es un trozo de vida...

Escondite

Puedo ver tu sonrisa, semi oculta por la noche. Aunque intentes esconderla, ese ruido que hacen tus dientes cuando castañean es tan peculiar, que incluso el silencio se niega a interrumpir.Metido en un rincón, la luna juguetona te ha alumbrado una parte del rostro, dejando al descubierto tu escondite y la vulnerabilidad de tu ser.Aunque corras más rápido que una hoja arrastrada por el viento, algún día te voy a encontrar y, cuando te atrape, nunca te voy a soltar.

Camino de encanto[.]

Estupefacto por el cielo, su mente lo abandonó... el viento silbó a su alrededor con gracia una simple canción.Su piel lo protegió del exterior; selló sus poros a todo ataque natural. Pero en el fondo, su imagen de niño se congeló. Esperando a ser rescatado, su cuerpo se convirtió en una estatua. Estatua gris que adorna el camino, como lo hacían ya las piedras de alrededor.En el invierno del mundo, su cuerpo espera a que exista un calor, que le arrebate la vida de espectador.

Camino de encanto...

El otoño en su mirada le dijo que el invierno estaba llegando a su nariz.La puesta de sol trajo consigo la primera estrella de la noche; el comienzo de un lienzo de diamantes se comenzaba a desenrollar.El aire indomable alborotó su pelo y sus manos frágiles volvieron a apuntar al cielo.

Camino de encanto

En el angosto camino, su perplejidad creció y se apoderó de su mente.Sin respuestas, su mirada cruzaba el horizonte, esperando encontrar un punto donde posarse. El punto nunca llegó y las respuestas, aunque solo una fuera, a sus oídos nunca llegó.

Alucinógeno

Con las luces alrededor, tal líneas de neón que recuerdan lo incandecente que puede ser el momento. Sin rastros de luminiscencia, tu curiosidad se desató; hizo a un lado la cordialidad y la duda te sorprendió. Bailando en la oscuridad; corriendo como si no hubiera un mañana, la vida se calma y tu mente se aclara. Todo ocurrió en segundos, pero tu pensamiento creyó que fueron siglos. El estómago no soportó y el mundo se estremeció ante tal fuerza interior.
Nadie imaginó que su amor llegaría tan lejos. La incrédula joven se repetía sin cesar "¿en qué momento me fui?, ¿en qué momento llegué aquí?" Loca por el deseo, fue llevada a ese lugar, donde su amado la esperaba en el lecho del rincón.

Curiosidad

Mira adentro, no tengas miedo;
no hay nada nuevo, nada sorprendente.
Nada que no hayas visto antes,
pero lo que existe te sorprenderá.

Las paredes son sólidas y ásperas,
las grietas que ves,
son marcas del viento,
marcas del tiempo.

Déjate vestir por el olor de la oscuridad;
siente la tierra de alrededor.
Escucha tus pies caminando por la hojarasca,
ese silencio no siempre llega.

Mirar hacia arriba
no te garantiza encontrar el cielo,
pero puedes ver los rayos de sol
que se cuelan entre las hojas.

No hables muy fuerte,
el sonido no es mal bienvenido,
pero la intrusión de algo nuevo,
te puede asustar.

Confía en tu instinto,
prueba lo que ve tu mente,
duda de lo que muestran tus ojos
y permítete tocar.

Cuestiones...

¿Y si lo hago?
¿y si no lo hago?
¿qué sucederá si lo atrapo?

¿Escuchará mis latidos?
¿sabrá reconocer el sonido de mi respiración?
¿qué pasa si no digo nada?
¿sí me quedo en ese cuarto escondido y callado?

Cualquier cosa es buena,
siempre que el presente no se aferre al pasado.

Cielo gris

El deleite de la lluvia detrás de mi ventana no tiene comparación; sentir como el viento se cuela por las rendijas y me abraza. Dedos fríos, aliento fresco, susurros roncos... la situación perfecta alumbrada por los rayos en el cielo.

¿Cómo no disfrutar de este espectáculo? Una taza humeante me recuerda lo cálida que puede ser una tarde lluviosa.

En el fondo aun te extraño y espero verte cruzar el umbral de la puerta, pero la lluvia es fuerte y nadie pasea en estos momentos por las calles.

Sonrío para mí, por las maravillosas circunstancias. El lodo se ha hecho y tu recuerdo... aun continúa fresco.

A través de tus ojos

Imagen
Intenté mirar más allá; escudriñé el horizonte de tu mirada,
intenté agarrar cada objeto de tu entorno.
La lluvia no dejaba de caer, pero algo borroso se presentó,
algo que dejó volar mi imaginación...

Imaginación voladora o realidad cruda.
Sólo se vislumbró una silueta borrosa de lo que una vez fue...
algo.

El lado maldito salió; ese lado oscuro todo lo destruyó;
como cuento de terror, con sus garras, la neblina llegó,
el frío me envolvió y tu peculiar mirada se cristalizó.