Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2015

Con cada beso que no das

Frente a frente, con tanto que decir y sólo nuestras miradas se encuentran. Al final, das vuelta y te marchas con el sol; llevas tu historia hacia otro dirección. Con cada beso que no das, la distancia crece entre nosotros; las caricias que tenían que terminar en nuestra piel, agoniza en la frialdad del silencio.Tu mirada se ha perdido en la soledad de tu sombra.

Cuando el tiempo se para

En ese instante fugaz, cuando el viento deja de soplar y el mar se queda sin olas, todo parece en pausa, como cuando un grillo ha callado.Esa sensación extraña de saber qué es lo que falta, pero no comprender el sonido que deja su ausencia.Cuando el tiempo se para, ya no veo tus labios ni siento tu mirada, sólo percibo tu aliento que poco a poco me araña la espalda.El frío de tu ausencia refresca mi rostro y me suplica que abandone al calor de tu piel, aquella que cada vez que recuerdo, me hace estremecer.