Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2012

El recuento

Por la línea costera se escucha una voz... esa voz que le dice al Sr. Konuts que este año no estuvo tan mal, aunque a lo lejos el corazón de la Sra. Sidly[...] se le esfumó.

Una tarde

Es demasiado tarde para comprender que el viento del norte, cargado de aroma a pino y cedro, deslizándose por tus mejillas, anunciaba algo más que la llegada del otoño.

Tus pensamientos refrescó, pero tus ideas jamás se llevó, simplemente las enturbió lo suficiente como arrastrarlas hasta el patio de atrás, en donde una vez jugaste y creíste amar.

Tan grande fue tu distracción, que el cielo no vislumbraste y cuando tus ojos se dieron cuenta, una llovizna limpió tu cara, estremeciendo tu piel, pero alegrando todo tu ser... esa lluvia precipitada, es sólo un poco de magia que alegra tu corazón.

Mariposas

Mariposas de colores, tal como la alucinación de un drogadicto, mueven sus alas al viento, separando cada partícula de polvo para elevarse.Remolinos resplandecientes se desplazan a través de la ciudad, conducidos desde lo alto del bosque, sólo con la misión de alegrarte.Cada sonrisa robada, es una memoria guardada, en el baúl de los recuerdos que juntos construimos.

Media noche

Cayendo la noche sobre la ciudad, todo luce tan oscuro, tan solitario; todo es un entorno tranquilo y natural, hasta que la luna llena en el fondo se deja mirar.Como licántropo se transforma el sentimiento, que ahora ya no me deja en paz; surgen las dudas forradas de recuerdos que creía ahogados en el mar.Tus besos me quemaron la piel, dejando marcas por mi cuerpo, que ahora me recuerdan, lo que llevo dentro.Esos brincos sofocados, son los que una vez me impulsaron a mirar por las puertas de tu alma, en donde… plácidamente me perdí[…].

Nubes

Arrastradas por el viento, sin oponer la más mínima resistencia, se dejan llevar por el cielo a algún gran lugar, solo a la espera, de desaparecer y fusionar su esencia con los átomos que las impulsan a volar.

El poder

Imagen
Cómo el sonido del viento al deslizarse entre las copas de los pinos, así de ruidoso es nuestro silencio...
cálido como los rayos del sol, pero frío como los copos de la nieve.

Temblando avanza hacia nosotros, por el recoveco que dejan nuestras manos;
tan decidido como un león al vislumbrar su presa,
nuestro aroma no puede escapar.

 Contemplemos las hojas secas caer; miremos su vaivén, tenemos todo el tiempo del mundo,
para nuestros labios distraer,
ya que al final del momento,
se fusionarán tan apasionadamente, como el mismo big bang.



Canción

Cada momento de mi vida, cada experiencia percibida, ha dejado una estela musical suspendida en el aire, formando estribillos a lo largo de mi corta vida, preparándolos para la función final.

Cada nota llena de vida, se acomoda en su respectivo lugar, generando sonidos armoniosos que, algún día, alguien logrará disfrutar.

Dentro de poco... o dentro de mucho, al final, la vida sólo se escuchará, llevando entre sus notas el recuerdo, de lo que una vez, a mi me gustó escuchar.

Telaraña

En suspenso en el aire, entrelazando historias y vivencias, escrutando el destino y viendo como la vida se marcha...

Así, en su rincón, el viejo de la mansión espera silencio a la muerte, tal como la araña espera por su presa, dispuesta a brincar al acecho al menor movimiento de un hilo...
Pensador de nacimiento, filósofo de la vida, perturbado mental que busca sueños en las estrellas...