Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2013

La carta

Escribí una carta, esperando que llegara a tus manos, rogándole al cielo que no perdiera su camino.
Redacté estrofa y poesía pensando siempre en tu mirada. Comparé mis sueños con el azul de los mares, tan profundo y tan inmenso y a tu lado, todos siempre navegables.
Puse un membrete a un sobre y sellé con un beso mi relato, para que cuando lo abras sientas lo mucho que te extraño.

Finge que no la ves

Sintiendo que nada pasa, que todo lleva un curso normal, que el aire vuelve a soplar y mi mente tranquila se despeja.Todo un sentimiento encerrado en lo más profundo de la caverna, queriendo hace mella en lo más duro de la piedra. Fingiendo que no la ves, haces oídos sordos a las plegarias, dejando un cántaro en un rincón lleno de sueños rotos...

Estrella

No espero que el sol brille todos los días, ni que mi camino se despeje de neblina, sólo quiero sentir mi estrella titilando cada noche en la infinidad del firmamento.
Sin pérdida de tiempo, el segundero avanza, persiguiendo siempre al tiempo con sus pasitos pequeños.En un simple parpadeo, el tiempo se pasó volando, agrietando los muros y destruyendo libros.Como ola que surca el mar, todo se desplaza a través del tiempo, uniendo y destruyendo vidas mientras florecen los cerezos.

Corazón de dragón

Con la valentía de siempre, el gorrión voló por el acantilado; deseando ser como un dragón, su pequeña alma engrandeció cuando supo que jamas cortaría las nubes con fuego, pero alegraría el corazón de aquel que pusiera sus ojos en él.