Entradas

Mostrando entradas de 2015

Renacer

Esta mañana me he prometido volver a nacer. Ignoraré tus besos matutinos y caricias matutinas. Fingiré no sentir tus labios tersos sobre mi rostro y que tu mirada no se postra sobre mi cara.Me encerraré en una crisálida para poder cambiar. Seré todo lo que siempre he soñado; la libertad estará por todo mi ser.Renaceré como el ave fenix y volaré. Juntando mis manos y mi corazón, te daré lo que siempre he querido y que no me he atrevido.Nuestros corazones volarán por el cielo azul y nada los detendrá.

Casualidad

¿Y si nos volvemos a encontrar?, ¿si descubrimos que una mirada aún nos puede paralizar?Mi boca tartamudea y se come las palabras. Mis manos estrujan el viento, que lleva consigo sentimientos libres.
Mi sombra te acompaña y vigila cada una de tus pisadas.Al final de la jornada, los sueños tienen un destino que tú y yo no compartimos. Sólo recordamos los bellos momentos que nos desgarraron el alma.

Revelación

Las noches reclaman tu presencia; la oscuridad no se siente tranquila. Mis manos se aferran a la almohada, fingiendo que tocan tu espalda.La lluvia ha empapado mi cuerpo, dejando sólo un puñado de carne y huesos. Eras el calor de mi ser.Ahora... ahora comprendo lo que necesitaba saber.

Con cada beso que no das

Frente a frente, con tanto que decir y sólo nuestras miradas se encuentran. Al final, das vuelta y te marchas con el sol; llevas tu historia hacia otro dirección. Con cada beso que no das, la distancia crece entre nosotros; las caricias que tenían que terminar en nuestra piel, agoniza en la frialdad del silencio.Tu mirada se ha perdido en la soledad de tu sombra.

Cuando el tiempo se para

En ese instante fugaz, cuando el viento deja de soplar y el mar se queda sin olas, todo parece en pausa, como cuando un grillo ha callado.Esa sensación extraña de saber qué es lo que falta, pero no comprender el sonido que deja su ausencia.Cuando el tiempo se para, ya no veo tus labios ni siento tu mirada, sólo percibo tu aliento que poco a poco me araña la espalda.El frío de tu ausencia refresca mi rostro y me suplica que abandone al calor de tu piel, aquella que cada vez que recuerdo, me hace estremecer.

Anonimato

Poco a poco te has acercado; poco a poco has dejado tus ojos al desnudo. Aunque te ocultes bajo el naranjo, desde mi habitación me he percatado como me observas.Esos ojos serenos y profundos han hecho mella en mi alcoba.Con tus manos ásperas, has querido subir, pero la inseguridad de tus pies te ha detenido.Tu respiración despierta bajas pasiones en mi subconsciente, mientras mi piel reacciona y se erizan cada uno de los vellos que me visten.Pero, como nunca me has dicho tu nombre, es un hecho que nunca podrás llegar hasta aquí.

Miedo nocturno

¿Cuántas noches sin estrellas han visto tus ojos? En las horas agonizantes de la madrugada, los susurros se escuchan, pero las palabras no dicen nada.Los gritos sólo ayudan a ahuyentar el silencio, pero debajo de la cama, el misterio se sigue escondiendo. Te has quedado dormido esperando un beso, sin saber que desde hace tiempo me he perdido en el camino a tus labios.
Tan lejos está el cielo, como cerca crees que está el infierno. Sin lágrimas en los ojos y con el corazón saturado de suspiros...Blancas son las mentes que intentaron alumbrar la noche; perdidas en el camino, la oscuridad terminó por escribir su gris destino.Con el viento a favor, la barcaza nunca se desplazó, porque bajo la superficie, las criaturas del océano tiraron de ella a un lugar encantado donde su historia se esfumó.

Palabras

Palabras... sentimientos que fueron descifrados y plasmados. Desafiando a la inmortalidad y haciendo frente al tiempo.
Palabras... que buscan recordar la inmortalidad del tiempo, arrastrando consigo las hojas del otoño.
Palabras... que nos recuerdan las risas; las alegrías de vivir.
Palabras... que nos susurran al oído mensajes secretos que sólo un enamorado puede descifrarlos.
Palabras... mudas que traen el silencio que aguarda en nuestra casa.
Palabras... que borran los miedos a besos e interrumpen bajo las sábanas al despuntar el alba...

Viaje astral

Un billete hacia la eternidad,
donde las estrellas no dejan de brillar.
El tiempo no transcurre,
sólo se le ve pasar.Las emociones se duplican
y el calor aumenta.
Los sueños son cumplidos,
por medio de fantasías.Después de cada suspiro
apareces en el aire
y de la nada te vas,
dejando ese aroma agridulce.Corre como loco,
algún día te detendrás
y espero que sea
en la puerta de mi hogar.

El reloj que no hacía tic-tac

Contra toda ley, su centro de sentía vacío. A pesar de funcionar bien, si esencia no encajaba en ese lugar. Cada minuto era tormentoso. Cada segundo le hacía la misma pregunta y la única respuesta encontrada era "¿por qué yo?".Nadie se lo podía explicar, simplemente se lo hacían notar. Una diferencia silenciosa lo caracterizaba del resto.Parecía que su corazón no latía, pues su tic-tac estaba perdido. Triste y desesperado, sus lágrimas derramó, sin comprender que en el fondo, su maquinaria era digital...

Mente salvaje

Tan irracional como una bestia,  sin motivo consiente que ayude a analizar los actos.La importancia de las cosas radica en la relevancia de las consecuencias de los sucesos.Con el único miedo de perder la singularidad de lo seguro y el riesgo de afrontar lo pasajero.Indomable como un dragón, tan frágil como el ratón que cae en las garras del gato.Nada nunca desaparecerá, simplemente se marchará y entre la niebla, las huellas en un camino húmedo delatarán a la bestia que no encuentra su destino.

Olvido

Bajo una fina capa ha permanecido oculto, lejos de mi vista, haciéndome creer que se ha marchado.Pero, ¿es que nunca estamos solos? No! Hasta en la soledad, el olvido nos acompaña, seduciendo a nuestra alma.Olvidamos todo, incluso lo que queremos recordar, no porque lo decidamos, sino porque nos es arrebatado...

La magia se fue

El poder de sus manos se fue; su gracia se esfumó. La magia lo había abandonado, como abandona al atardecer una vez que se ha puesto el sol.Su corazón de roca intentó llorar, pero sólo consiguió agrietarse. Ni una sola lágrima corrió.El esqueleto de un largo suspiro quedo enterrado en la rudeza de su rostro.Ante el miedo de ser alguien más; la derrota lo cambió, porque en el fondo él sabía que había perdido. Su identidad no iba a volver jamás, ¿qué es un hechicero sin magia?Un humano más, a la espera del tiempo y sus consecuencias...
Te presto mi mano sólo si quieres llevarla hacia el corazón. La vena palpitante de tu sien, ahoga este silencio y te delate frente al espejo.El reflejo es un mudo recuerdo que me dice que estoy aquí, esperando por un dicho que una vez me contó un viejo.No censures el pequeño beso que te doy, en el encontrarás más caminos de los que llegan a Roma. No busques un momento de pasión, porque la pasión la desencadenamos con mirarnos a los ojos.

Secretos de pasillo

Como alma en pena que deambula por los corredores, experimento el eco de cada palabra.Cada rima, cada estrofa, cada sonido se impregna en mi mirada. Mis oídos se desbordan y mi alma pide una tregua, pero el tiempo le recuerda que la vida no perdona.Con su melancólico sonido, el viento canta a mi alrededor y me dice que toda esta charla nunca debe plasmarse.

Lágrimas nocturnas

Con las mejillas empapadas y los ojos vidriosos, su vista hacia atrás volvió. Nada la preparó para semejante acontecimiento, pero las lágrimas que cada noche derramó crearon un sendero de flores.Flores muy sencillas y delgadas, pero rebozantes de vida y color.Fue entonces cuando, en su reflejo contempló el brillo de sus ojos y su corazón lanzó un suspiro. Su dolor no fue en vano, de él, algo para sobrevivir... se aprovechó.

Reflexión

Lo que siempre soñamos que pudimos ser... fue sólo un rayo de sol que se coló. Nuestros corazones se llamaban o eso creíamos, pero nuestras mentes se repudian, tanto que ya no se quieren ni pensar.

Tocando con las yemas de los dedos el cuerpo del aire, la energía se introdujo en cada parte del cuerpo; sembrando esperanza y optimismo, lo suficiente para cambiar al mundo.

Bajo la lluvia, el frío se siente, pero el agua corre y la alegría se desborda; el niño interior se despierta y brinca en cada charco formado.

Con el lodo en los zapatos, sin temor a equivocarme, me despego del suelo con un brinco que no tiene final... donde el único objetivo es llegar hasta donde llegar ese intenso olor.

Olor a libertad, puerto de donde salen los sueños y a donde las ideas llegan buscando un poco de paz.

Luciérnaga

Con toda la ilusión que tenía; con la esperanza acumulada y el corazón acongojado, lanzó sus brazos al aire y sus palmas miraron el cielo. El viento susurró palabras que sólo le causaron desconcierto. Al final, la luciérnaga volaba entre el rocío de la noche y no en el calor de sus manos.