Pasatiempo

Dentro de la bóveda celeste, donde la imaginación vuela y se pinta la delgada línea entre la realidad y los sueños, el tiempo planea su estrategia.

Algunas cosas se quedarán, otras se irán; algunos campos reverdecerán y otros se volverán agrietados y estériles.

Sin otra actividad, además de unir las estrellas con los dedos, el infante no se percataba que su momento se acerca como caballo desbocado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Espacio sideral

Serenidad